Claves para evitar al Ladrón de Bicicletas [II]

Los que no siguen al pie de la letra, las cuatro reglas anteriores, más tarde o más temprano se enfrentarán al robo de su bici. Incluso respetándolas a pies juntillas la mala fortuna puede arruinar nuestra inquebrantable unión.

Si pasas a engrosar las filas de los que han sufrido un robo, denuncia siempre. Sin una denuncia no hay muchas posibilidades de recuperarla y en todo caso dificultará a los ladrones la tarea de dar salida a tu máquina.

Anticíparte a lo peor:

  • – Conserva la factura, ticket de compra o si es de segunda mano firma un contrato de compraventa.
  • – Apunta el número de serie de la bicicleta, es la mejor identificación para hacer una denuncia. En el gráfico encontrarás los lugares más comunes donde los fabricantes lo estampan.Número serie bicicleta
  • – Conserva una foto y apunta por detrás, a modo de ficha, marca y modelo, año de fabricación y compra, número de serie, etc.
  • – Hazle alguna marca duradera y difícil de localizar para ojos inexpertos que pueda facilitar su localización.
  • – Registra tu bici: existen muchos registros pero, sabiendo que las bicis que se roban en Asturias pueden acabar en cualquier sitio, el mejor es el Registro Nacional de Bicicletas.

Puedes además recurrir a las redes sociales publicando el hecho (@gote11 y @bicienjambre proponen la etiqueta #bicidenuncia para coordinar las denuncias en Twitter) o pedir ayuda a colectivos de tu zona. En Asturias, AcB en su web tiene una página específica para denunciar Bicis Robadas.

Recientemente, un buen cliente y mejor amigo recuperó su bicicleta robada en una sola noche haciendo todo esto. Además, os recomendamos leer el jocoso ejemplo verídico de lo que se puede llegar a lograr si te empeñas en recuperar tu bici robada en el hilarante blog «La historia de como recuperé mi bici». No se le exige a nadie que vaya tan lejos para demostrar el amor a su bicicleta pero hay que estar preparado para todo.

Una recomendación final, más práctica que ética: no compréis bicicletas robadas. Si tu las compras, alguien las roba. Cuando roban la tuya es para vendérsela a algún otro dispuesto a comprar material robado. Es la ley de la oferta y la demanda. Rompamos entre todos la cadena que hace del robo de bicis una actividad tan lucrativa.

Seguro que tenéis otras muchas ideas para mejorar la seguridad de nuestras bicis… dejadnos vuestros comentarios con más consejos, vuestros trucos y experiencias. Compartid vuestro punto de vista de expertos en el cuidado de vuestra propia bici y no os olvidéis de compartir esto con los amiguetes del pedal.